domingo, septiembre 23, 2007

Inventarios [Dueto: Migdalia Mansilla / Liliana Varela]


Inventario I


Quedan dos brazos caídos,
una pluma casi sin tinta,
la palabra perdida en el verso
de una página estrujada
en la urgencia de una mujer
que se desgrana,
en un torbellino
de besos desgarrados.


Quedan rumores de ayes idos
en el doblez de mi sábana,
la lágrima furtiva y rebelde
dibujando soledades en mi almohada,
quedan también los sueños indefensos
de un mañana colgado,
en el perchero de la espera.


Quedan las paredes vacías,
descolgados los cuadros pintados
con el pincel alado de la ilusión,
junto a las fotografías sonrientes
de tiempos festivos y extraños.


Queda el quinqué que iluminó
las madrugadas del amor de hacer,
el cenicero con el último cigarrillo
y la carta que dejaste antes del viaje,
en un intento de amor sin despedida.


Quedan al fin,
asentados en el libro de la vida,
los reproches de mi alma,
en las líneas del adiós.


Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: al sentarme a sacar las cuentas de esta vida contigo y más, sin ti.
Septiembre 14 de 2007

Del Libro inédito: En la oquedad del tiempo

....................................(versos de olvido)



Inventario II



Quedan sin terminar los "te quiero"

en respuesta al amor que te tenía,

una colilla, cenicero ya vacío

mudo testigo de nocturna huida.

Queda el eco de tu voz en el vacío

que se llenaba con el goce del placer,

un suspiro, caricias sin destino

una flor que marchita no te ve.


Lili

Inventario III



queda un rosario de palabras/

nunca dichas

otras vagando en el espacio

alguna perdida en el torrente

de algún río lisonjero

en el rumor de su voz

queda una camisa olvidada

el pañuelo con que enjugué

las lágrimas de la despedida

queda el olvido

repleto del recuerdo

que eres tú


Migdalia



Inventario IV



Queda la impronta de tus manos

que a las mías amparaban

en la tarde azul

del lamento-lágrima.

Queda tu risa en la memoria

que hoy recuerda y se reprime...

esa sensación de pesar

que comprime el alma

y la repliega.

Quedan los sitios que ocupaba

tu estampa -y mi piel

ahora sólo son santuarios

donde flagelo mi ser.


Lili

Inventario V



quedan tus huellas

salpicadas en mi piel

el cuaderno donde escribí

el diario de lo no vivido

queda el chasquido de tus besos

retumbando en mi memoria

la oración de cada mañana

rogando recordaras la noche

queda una mirada

un recelo

la mesa servida

dos copas

una llena

la otra/

..........vacía


Migdalia


Inventario VI


Queda el vaso dormido

en la orilla de la mesa

al igual que la botella

cuyo contenido jamás sació.

Queda la vida en suspenso

colgada de una promesa-rezo.

Ese Adiós retumbando en el silencio

de los pasos que nunca escuche.

Queda el hueco en la cama

lleno de nada y de frío,

la silla, algún abrigo

olvidado al partir.


Lili

Inventario VII



queda un jardín mustio

arrinconada la vida

una estela sin fulgor

las manos extendidas

quedan los lamentos

las risas ahogadas

el grito de la entraña

reclamando la pasión

queda mi boca

amarga

seca

sin ti



Migdalia



Inventario VIII


Queda lo amargo

de la fruta ya prohibida,

el jardín que no cultivamos

y que ahora...se marchita.

Queda mi amor: el verdadero,

el sentido,

que nómade y sin rumbo

deambula entre el olvido/y el recuerdo.


Lili

16 comentarios:

Poemas con melodía dijo...

Excelentes inventarios, Raiza sensacional cantando.
besos
Elisabet

Migdalia Beatriz Mansilla Rojas dijo...

Gracias Amiga querida.Me siento muy honrada al publicar, el dueto que Lili tuvo a bien seguir desde el Inventario I. Sus versos brillan y hacen una delicia su lectura.

Haré llegar a Raiza tu comentario, amiga cercana y de años, su voz nos deleita y deleitaba entre los avatares del trabajo como Educadoras que somos y ahora desde la Jubilación. Sigue ella cantando para el público que siempre la ha reclamado en los círculos universitarios y en presentaciones especiales. Ganadora de Festivales de Voz y Canción, realmente es un orgullo nuestro, además de ser mi amiga desde hace ya, casi 40 años, se dicen rápido y son muchas vidas.

Gracias por permitirme dejar una pequeña semblanza de Raiza González en este comentario.

Besos Elisa, amiga de mi alma.

Migdalia

Liliana Varela dijo...

Qué decir? el sólo placer que me provoca ver mi nombre en tu espacio todo lo dice. gracias por hacerme sentir "a tu par" aunque apenas esté empezando.
Un beso enorme Migdalia.
Liliana

Migdalia Beatriz Mansilla Rojas dijo...

Liliana, que a la par vamos las dos. El placer inmenso es mío al tenerte compartiendo desde ya y, hasta que Blogger no nos cierre por alguna causa, este espacio que es tan tuyo como de todos mis amigos admirados y queridos.

Gracias por estar aqui.

Besos,
Migdalia

Nelson Javier dijo...

Hola te saludo desde http://desdoblamientointelectual.blogia.com


Muy buena tu pagina, simplemente dejame felicitarte por el sentimiento y la honrrades de tus palabras

Suerte en todo...

Anónimo dijo...

Muy buenos estos versos . Me gustó mucho la lectura. Enhorabuena.
Abrazos del mar
Lola Bertrand
-----------------

andreas dijo...

Chicas por ambas! me dejo enlazar por la trama que tejen sus voces en el vaivén rítmico de ese vital balance que impone convite para el propio. Raiza,es la urdimbre que las une.

Besos a Mig a quien amo y Liliana mi saludo ,a quien me provoca leer de corazón.

Anónimo dijo...

una producción extensa, con caracteres que denotan ese encuentro de poetas con sus particularidades^^^
cariños^^^
me^^^

Sandra Garrido dijo...

Quedan las auroras extinguidas
Un fuego sin llama
La semilla de tristeza
Prendida de mis retinas
Quedan ojos de lluvia
Y mi corazón
enredado a tu recuerdo
un clamor titilante en el cielo
y tu nombre agazapado
vivaz en mi memoria.
Queda la compañia
de tu ausencia.


Magnificas ambas, lo siento no he podido reprimirme. La pluma a volado a voz de impronta.

Un abrazo

Presentes ausencias dijo...

Bienvenidos tus versos Sandra, hermosos por demás. Nunca reprimas tu emoción, sentir y pluma destellante.

Besos,Migdalia

Presentes ausencias dijo...

Nelson, Lola, Andreas, Mariú, agradecida total por estaraqui y ser presencia viva.
Además me siento honrada que los poemas tuyos Andreas, de Mariú, de Lola, refuljan en este blog, lugar para compartir la palabra y la amistad.

Besos,
Migdalia

Maribel Sánchez dijo...

Geniales estos inventario!!! poco a poco voy descubriendo lo gran poeta que eres tanto solo como tan bien acompañada.

Besos

Presentes ausencias dijo...

Querida Maribel, gracias por tu comentario y visita. Espero tenerte aqui muy pronto con tu palabra.

Besos,
Migdalia

Julia del Prado dijo...

Saludos afectuosos Mig, lindos poemas intensos de ambas. El quinqué queda, queda la vida, queda el sombrero colgado en la pared de los afectos.
Abrazos, Julia desde el Perú

LuiS L3mØs dijo...

Hola Migdalia, ya conocía a Liliana, pero me han sorprendido estos "Inventarios"...les han quedado muy bellos y acertados.
Besos.
http://musica-y-poesia.blogspot.com

BondageX dijo...

Sencillamente perfectos, vives en la palabra, te alimentas de ella y en ella respiras...
Un verdadero placer leeros a ambas en esta noche fría de enero...
Saludos desde el sur, muy al sur de España...