martes, noviembre 11, 2008

Dormido I (Migdalia Mansilla) Dormido II (Liliana Varela)


Dormido I


siempre /dormido
un hijo
balbuceará
mamáen mi corazón


Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: cuando todas las mujeres que me habitan cantan una nana.

Noviembre 10 de 2008







Dormido II



"Toda mujer lleva dormido un niño en su corazón"
Migdalia Mansilla

Mi niño aún duerme
no sabe que lo busco.
Ni siquiera notó la caricia
que en su piel mi lágrima dejó,
ni oyó el eco del angustioso llamado.
Protegido de arrullos él sueña.
Yo aquí aguardo/
su despertar.



Liliana Varela



Lili: me fascinó tu poema Mig y te entiendo; también ando buscando..y si la vida no me da
esa alegría, buscaré la forma de entregar todo lo que llevo dentro.
Besos

5 comentarios:

Elisabet Cincotta dijo...

Ambos poemas derraman amor, hay un niño dormido y Uds. desde la amistad aman.

besos
Elisabet

julia del prado morales dijo...

Encantada de leerlas, con la ternura que emanan sus versos, abrazos Julia

josé dijo...

La ternura que trasuntan sus poemas, mujeres de amplio corazón hace que un hombre replantee ciertas arrogancias sin sentido, benditos sean los hijos que Dios les mande.

Anónimo dijo...

El amor maternal ha desbordado a esta poetas, pero lo retienen y lo muestran en estos tiernos poemas.

Pilar

diana poblet dijo...

Lo grandioso de no tener hijos es tener más hijos que cualquier mujer.Todos tuyos los hijos de nadie, los olvidados, los desamparados, los perdidos, los necesitados, los que sólo buscaban la mano como cobijo.
Esas mujeres son dignas de todo el respeto porque nunca tendrán su corazón cerrado al otro. Ellas son la rosa necesaria.
d.