miércoles, enero 27, 2010

NO SOY INDIA...No soy blanca ni soy prieta. Soy humana. (Elizabeth Quezada)



NO SOY INDIA...No soy blanca ni soy prieta. Soy humana.
                      ...(click en título de entrada  para conocer más de Elizabeth)




No soy pura...si puro es ser blanco o negro.
No soy pura, si puro es nunca decir un coño, un carajo,
un -¡Déjame en paz, hijo e...!

No soy pura, si puro es ser mojigata
asidua a escandalizarse y nombrar en vano
tres padres nuestros con cara de
-yo nunca haría eso-

No soy india...no nací en la India.
Nací en un isla bañada de sal, de mares,
Nací entre montañas, cuna de un valle
de los más bellos que vio Colón.

No soy pura; soy puta
si puta es ser pasión de madrugada.
Amante de la noche...
piel de seda erecta en cada toque de su amante,
de una nota musical, de un color, de una musa.
Si es ser fuego encendido para gritar de dolor
y placer si es preciso.

No soy india pero amo la paz,
odio la guerra, a Hitler,
a Trujillo.
A todo aquel que mata
el cuerpo, las ilusiones, las esperanzas de los pueblos.
porque al alma no pueden tocarla...es eterna.

No soy negra...aunque tengo el negro detrás de la oreja.
por no decir entre los pliegues de mis articulaciones íntimas.
Tengo un millón de razones para llorar sus lágrimas,
para razonar y sazonar
sin sanar
su dolor de siglos
a fuego lento

Y bebérmelo con cierto regusto estoico
-quiero sentirlo para hacer más liviana su carga-
tengo la tierra pegada al oeste de mi espalda,
el polvo respirándome en la nariz,
la señora vendiéndome las frutas de mediodía
los niños agolpados en las esquinas pidiendo
monedas para subsistir... los grandes viviendo de los
chiquitos. Oyendo historias de vudú y de maldiciones
que envenenan sus vidas.

Del otro lado... con la piel pegada a los huesos...
el hambre carcomiendo el viejo mundo negro y maltrecho.
Olvidado.
Rogando que tiemble la tierra o un golpe de agua los visite para asi ser recordados.
¿Los insensatos?
Con el vidrio subido.


Tengo el miedo de negro envuelto en celofán
con la sangre perdida entre subsuelos
y la angustia carcomiéndome la culpa
de no tender la mano cuando es preciso.

En fin...soy una vil mestiza, de ojos café
y piel de playa... dorada, sin tomar un gota de sol
Mestiza de culturas distantes, distintas, que ama el tambor
y el violín en igual proporción.
Mestiza de pelo lacio, facciones armoniosas, de cuerpo de blanca
como dirían algunos racistas que sí existen en mi nación,
en mi América tricolor.

Mestiza que llora historias de esclavas, que presiente un pasado
de lucha y lágrimas...vejaciones y tiranías en contra de la mujer
negra, de la mujer esclava: pero de la mujer blanca, de la mujer rusa;
de la gente del medio oriente; de los cientos de judíos carbonizados
y desaparecidos por la maldita idea de un loco
que pensó en razas como si todos,
no fueran humanos.
¡¡¡NO quiero ser india, ni negra, ni blanca...quiero ser sensible!!!

Copyrightreserved©Elizabet Quezada

New York, 24 de enero, 2010.


Se define Elizabeth,escritora de República Dominicana y residente en New York, U.S.A. como:
"Yo misma, sin caretas, introvertida unas veces, extrovertida otras. Nada grupal. Me gusta la soledad y la tranquilidad. Un espíritu libre que odia a los vicentes que van donde va la gente." 

2 comentarios:

verso viajero dijo...

Gracias mi querida Elizabeth, por permitir que tu estupendo poema ilumine este espacio que también es tuyo.
Un abrazo y felicidades.

Migdalia

Elizabeth Quezada dijo...

Más bien gracias a ti que permites que mis versos formen parte de tu espectacular sitio poético. Sabes que te admiro por demás y que todo el honor es mío. Gracias.