sábado, julio 15, 2006

Alma de bolero [MIgdalia B. Mansilla R.]



Siento así,
como al dejo de la lágrima
un bolero cantado entre las letras:
de un amor que me traiciona,
que se hizo humo,
un gritar que ya no estás
un desconsuelo en el sueño,
y aunque inolvidable siempre vivas
en la piel que me recubre,
en el corazón que late a disonancia
del compás ternario y del dos por cuatro,
sólo sé que la vida se me ha hecho,
por la magia de tus besos idos,
¡un bolero y un tango también!

¡Sí! siento así,
como al rescoldo de un hogar
el ascua menuda y frágil
que quedó entre los dos,
y esa canción, ese bolero,
que al escucharlo parece
que sabe del amor que nos unió
en una sola alma
y ¡partida en dos!

Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: al cerrar los ojos y recordar el bolero que marcó el comienzo de las alegrías perdidas.Fecha: Julio 11 de 2005


Esperaré


Esperaré
a que sientas lo mismo que yo,
a que la luna la mires del mismo color.

Esperaré
que adivines mis versos de amor,
a que en mis brazos encuentres calor.

Esperaré
a que vayas por donde yo voy,
a que tu alma me des como yo te la doy.

Esperaré a que aprendas de noche a soñar,
a que de pronto me quieras besar.
Esperaré
que las manos me quieras tomar,
que en tu recuerdo me quieras por siempre llevar,
que mi presencia
sea el mundo que quieras sentir,
que un día no puedas sin mi amor vivir.

Esperaré
a que sientas nostalgia por mí,
a que me pidas que no me separe de ti;
tal vez jamás seas tú de mí,
mas yo, mi amor, esperaré,
esperaré, esperaré, esperaré


Compositor: Don Armando Manzanero
.

3 comentarios:

Elisabet Cincotta dijo...

Mig no sé por qué recordé ALMA DE BOLERO, ese que dice " no sé por qué te quiero...."
Hermoso blog y hermosos poemas.
Elisabet

Catalina Zentner dijo...

Mig, recorriendo tu nuevo sitio, dan ganas de quedarse respirando la paz y armonía de tus letras.

viajeradelrio dijo...

Gracias a las dos, nocheras cada una en su tiempo real junto conmigo. Sabedora soy del amor que sentimos por la música, complemento indispensable de la palabra qeu se hace verso.

Besos, Migdalia